Inversiones en seguridad, resiliencia y energía limpia


Para proteger y satisfacer las necesidades energéticas de cada uno de sus 16 millones de clientes, y mejorar los sistemas de energía de los que dependen todos los días, PG&E propone una serie de inversiones cruciales en seguridad, resiliencia y energía limpia en su Caso de tarifa general de 2023 (General Rate Case, GRC) (PDF, 3.0 MB). Estaban proponiendo estas inversiones para continuar reduciendo aún más el riesgo de incendios forestales y ofrecer un servicio de energía segura, confiable y limpia.


PG&E presentó su propuesta de financiación según lo requerido por la California Public Utilities Commission (CPUC) el 30 de junio de 2021 y presentó actualizaciones del programa y pronósticos el 25 de febrero de 2022. Las actualizaciones presentadas en febrero de 2022 abordan el financiamiento para proyectos y actividades de mitigación de incendios forestales, incluidos los planes para soterrar partes de la infraestructura en áreas de alto riesgo de incendio, al mismo tiempo que mantienen esencialmente planas las estimaciones combinadas de impacto de la factura relacionadas con el GRC para los clientes durante el período 2023-2026 en comparación con la propuesta original de GRC de junio de 2021 de PG&E.


La CPUC requiere que las compañías de energía, como PG&E, presenten un GRC para que la CPUC lo revise a medida que determina las tarifas futuras del cliente. Anteriormente, el GRC de PG&E se presentaba cada tres años y no incluía la transmisión y el almacenamiento de gas natural (gas transmission and storage, GT&S). A partir de 2023, esta revisión está en un ciclo de cuatro años e incluye todos los costos asociados con las operaciones de gas, distribución eléctrica y operaciones de generación en un solo procedimiento.


La propuesta de GRC de PG&E incluye aproximadamente $12.8 mil millones en nuevas inversiones de 2023-2026 para ayudar a mantener a los clientes seguros y reducir los impactos del clima extremo y la amenaza de incendios forestales catastróficos. Las inversiones en seguridad contra incendios forestales incluyen:


Seguridad contra incendios forestales


  • Fortalecer las líneas eléctricas y colocar aproximadamente 3,600 millas de líneas eléctricas bajo tierra para el 2026 a fin de reducir el riesgo de incendios forestales. Esto es parte de la propuesta más amplia de PG&E para soterrar 10,000 millas de conductor de distribución eléctrica en los próximos años, el mayor esfuerzo en la nación para soterrar líneas eléctricas como medida de reducción del riesgo de incendios forestales. Más allá de reducir drásticamente el riesgo de incendios forestales, el soterramiento reduce la necesidad de podar y talar árboles, preservando la belleza de las comunidades y los entornos naturales y, con el tiempo, reduce la necesidad y los costos asociados con otras actividades de mitigación de incendios forestales;
  • instalar dispositivos de seccionamiento para reducir los impactos en los clientes y el tamaño de las interrupciones del suministro eléctrico por motivos de seguridad pública (Public Safety Power Shutoff, PSPS);
  • expandir el programa Enhanced Powerline Safety Settings en las 25,500 millas de la línea de distribución en áreas de alto riesgo de incendio, así como en algunas áreas adyacentes;
  • probar y utilizar nuevas herramientas y tecnologías para identificar mejor la manera ideal de prevenir y responder al creciente riesgo de incendios forestales;
  • cumplir y superar los estándares estatales de seguridad de la vegetación para gestionar árboles y otras vegetaciones ubicadas cerca de líneas eléctricas que podrían causar un incendio forestal o un corte de energía;
    • eliminar árboles muertos, moribundos y enfermos que podrían golpear las líneas eléctricas aéreas;
    • desplegar tecnología LiDAR y datos de teledetección en zonas de riesgo de incendio extremo y elevado para validar el trabajo de gestión de la vegetación;
    • asociarse con las comunidades para mejorar la resiliencia de la red eléctrica local a través de proyectos comunitarios de microrredes;
    • trabajar con los clientes para eliminar los cables aéreos en áreas remotas de alta amenaza de incendio y reemplazarlos por sistemas de energía independientes para ofrecer un nuevo enfoque ante los servicios públicos.

Además, la solicitud de GRC de PG&E incluye inversiones significativas para mejorar la seguridad, confiabilidad y resiliencia de los sistemas de gas y electricidad; aumentar el uso de tecnologías nuevas e innovadoras; y ampliar la infraestructura de energía limpia del estado. Las inversiones energéticas críticas incluyen:


Seguridad y fiabilidad del sistema de gas


  • Reemplazo de 222.5 millas de tubería principal de distribución en el 2023 y aumentarlas a 245 millas en el 2026;
  • Aumento del número de millas de tubería de transmisión de gas que pueden ser inspeccionadas por herramientas de última generación que se extienden dentro de la tubería a más del 69 % del sistema para fines del 2036;
  • Realización de pruebas de resistencia o reemplazo de aproximadamente 174 millas de tubería de transmisión de gas en el período del caso de tarifa para reconfirmar las presiones de operación máximas permitidas y evaluar la integridad;
  • Empleo de tecnología móvil avanzada de detección y cuantificación de fugas para encontrar y reparar rápidamente fugas de gas y así mejorar la seguridad y reducir las emisiones de metano;
  • Consideración de todas las llamadas de olor a gas como llamadas de “Respuesta inmediata”;
  • Continuación de la reducción de la tasa de excavaciones de terceros alrededor de las instalaciones subterráneas de electricidad y gas de PG&E a través del Programa de prevención de daños que apoya la excavación segura de terceros mediante la identificación de la presencia de instalaciones subterráneas;
  • Mejoramiento de la seguridad mediante la instalación de dispositivos secundarios de protección contra sobrepresión, como cierres bruscos, en estaciones reguladoras operadas por pilotos de distribución y transmisión de gas.

Seguridad y fiabilidad del sistema eléctrico


  • Reemplazo de un mayor número de postes de madera e infraestructura identificados a través del Programa de inspección mejorada de PG&E;
  • Adición de más zonas de dispositivos de protección de distribución que reduzcan o mitiguen la duración y el número de clientes afectados por cortes eléctricos;
  • Mejoramiento de los sistemas críticos y las redes de comunicaciones para gestionar el creciente número de dispositivos en una red eléctrica más dinámica y protegerla de las amenazas de ciberseguridad;
  • Habilitación de recursos de generación distribuida detrás del medidor para atender mejor las necesidades de los clientes; y
  • Reemplazo de los transformadores en edificios de gran altura con unidades de tipo seco para minimizar el riesgo de incendio.

Energía limpia


  • Inversión en actualizaciones de la capacidad de distribución eléctrica para respaldar la demanda de carga de vehículos eléctricos de clientes en el hogar;
  • Inversión en más infraestructura de carga de vehículos eléctricos en las ubicaciones de PG&E en toda su área de servicio y adición de más de 1,000 vehículos eléctricos a la flota de PG&E para el 2026;
  • Operación y mantenimiento de la infraestructura de carga de vehículos eléctricos de PG&E;
  • Operación del Elkhorn Battery Energy Storage System, un sistema de almacenamiento de 183 megavatios en la Moss Landing Substation en el Condado de Monterey;
  • Aumento de la potencia de las tres unidades en Helms Pumped Storage Facility para aumentar la cantidad de energía hidroeléctrica limpia que PG&E puede proporcionar a los clientes durante los períodos pico, y ayudar a integrar recursos renovables intermitentes adicionales;
  • Inversión en proyectos para mitigar el riesgo de liberación no controlada de agua de sus represas hidroeléctricas.

Al igual que con cualquier propuesta de tarifas del cliente de PG&E, las inversiones y los gastos están sujetos a una revisión pública abierta y transparente, y a la aprobación de la CPUC. La CPUC revisa a fondo las propuestas de tarifas de PG&E, incluida la celebración de audiencias públicas en toda el área de servicio.


Como parte de este proceso público, PG&E alienta encarecidamente a sus clientes a proporcionar comentarios y participar en audiencias públicas para ayudar a determinar las prioridades e inversiones energéticas que definirán el futuro energético de California.


Esta propuesta de cuatro años no incluye los costos de transmisión eléctrica, los Programas de propósito público exigidos por el estado para apoyar a los clientes de bajos ingresos y a la eficiencia energética, o el costo real de los productos básicos de gas y electricidad. Estos costos se proponen a través de casos de tarifas separados.