Aceptación de la responsabilidad

En PG&E, asumimos la responsabilidad de poder dar cuenta de todas nuestras acciones, entre las que se incluye la protección del medio ambiente. Nuestro compromiso con el medio ambiente implica la evaluación completa de sitios ubicados en nuestra área de servicio que puedan haber sido afectados por nuestras operaciones de servicios históricas. Colaboraremos con los vecinos y las comunidades de los alrededores para tratar estos sitios de una manera que respete las necesidades individuales de la comunidad y minimice las molestias para quienes viven, trabajan o juegan en el área. La comunidad tiene acceso a los detalles del proyecto y nos esforzamos para responder las preguntas e inquietudes a la mayor brevedad posible.

Tratamiento de sitios históricos de plantas de gas

PG&E, que trabaja de manera conjunta con organismos de reglamentación estatales y locales, cuenta con un programa voluntario para investigar y, donde sea necesario, recuperar antiguos sitios de plantas de gas manufacturado históricamente pertenecían a la compañía o que ésta operaba. A mediados del siglo XIX y principios del siglo XX, antes de que el gas natural estuviera disponible, las compañías de servicios en todo el país operaban estas plantas para convertir carbón y petróleo en gas para la iluminación, calefacción y el funcionamiento de cocinas de las comunidades locales. Muchas de estas compañías cerraron sus puertas hace 100 años. Sin embargo, es posible que aún queden residuos del proceso histórico de fabricación de gas en algunos sitios. En la actualidad, PG&E está tomando medidas para tratar estos sitios. Es importante recalcar que no existen indicadores de que alguno de los sitios de PG&E constituya un peligro para la salud del público. Esto se basa en nuestras pruebas, experiencia y amplia revisión de la literatura médica.

Protección de recursos vitales

Nuestra investigación y tareas de limpieza continúan progresando en las estaciones de compresión de gas natural de Topock y Hinkley de la compañía, donde las operaciones históricas dieron como resultado que el cromo afectaba el suelo y el agua subterránea. Se pusieron en práctica medidas temporarias en Topock en el año 2003 a fin de garantizar que la contaminación no llegara al río Colorado. En la actualidad, la investigación sobre el agua subterránea en Topock está próxima a finalizar y se anticipa una decisión final acerca de un plan de limpieza de agua subterránea para el año 2010. En Hinkley, PG&E ha actuado para detener toda migración de agua subterránea contaminada y ha instalado centros de recuperación para tratar el agua contaminada con cromo.

Transformación de antiguos centros de servicios

PG&E también ha alcanzado importantes hitos en sus esfuerzos por volver a desarrollar antiguos centros de servicios para su reutilización, entre los que se encuentran la conversión de un centro de desechos geotermales en pantanos, vida silvestre y plantaciones de árboles, y la transformación de una antigua subestación eléctrica en un lugar destinado a un moderno invernadero.

 

Información de contacto:

  • Línea de información y respuestas sobre la remediación ambiental
    1-866-247-0581
  • Diversity and Inclusion
  • California Solar Initiative
  • PreK 12 schools incentives
 
twitterfacebookyoutubeCurrents