Seguridad con generadores eléctricos

Siga estas pautas para asegurar que su generador esté funcionando con seguridad

Algunos clientes se preparan para enfrentar la posibilidad de que ocurran apagones comprando un generador eléctrico como sistema de respaldo para mantener las luces y aparatos electrónicos funcionando hasta que el servicio eléctrico sea restaurado.

Un generador podría ayudar a conservar alimentos en su refrigerador o congelador durante un apagón prolongado, permitir que el equipo de oficina de su hogar siga funcionando, o hacer que funcionen otros equipos esenciales. Los generadores pueden ser costosos y ruidosos. También pueden crear serios peligros de seguridad para usted y otros, así que por favor siga todas las instrucciones de seguridad proporcionadas por el fabricante.

La ley requiere que los clientes que tengan un generador de instalación permanente o portátil no lo conecten a otra fuente de energía, tales como las líneas eléctricas de PG&E. Si usted opera su generador, es su responsabilidad asegurarse de que la electricidad de su unidad no pueda "realimentar," o volver a fluir a las líneas eléctricas de PG&E. Por la seguridad de todos, asegúrese de usar su generador correctamente. Si no lo hace, usted corre el riesgo de dañar su propiedad y poner en peligro su vida y la de empleados de PG&E que pudieran estar trabajando en las líneas eléctricas a cierta distancia de su hogar.

Generadores eléctricos

A1

Generadores en estado inactivo permanente

Cuando un generador está permanentemente conectado al sistema eléctrico de un cliente, éste le suple energía al alambrado del edificio. Este tipo de instalación requiere un aparato que previene que el generador sea conectado a las líneas eléctricas de PG&E. Sólo un profesional calificado, como un contratista eléctrico autorizado, debe instalar un generador en estado inactivo permanente.

Generador permanente

A2

Siga estos consejos de seguridad:

  • Se recomienda usar un interruptor de traslado de doble poste y doble tirada (vea el diagrama A2) para impedir que su generador realimente al sistema de PG&E. El interruptor también impide que la electricidad de PG&E vuelva a suplir energía al alambrado de su hogar cuando su generador esté funcionando, protegiendo así su generador, alambrado y aparatos electrónicos de daños cuando el servicio sea restaurado.
  • Haga que cualquier alambrado que haya sido agregado a su casa sea inspeccionado por el departamento de construcción de su ciudad o condado.
  • Cuando la instalación este terminada, llame a PG&E para informarnos sobre su sistema de respaldo. Pondremos una anotación en su archivo para acordarle a nuestros trabajadores de su generador si están trabajando en un apagón en su área. En algunos casos, los trabajadores eléctricos de PG&E también podrían revisar el interruptor de traslado por razones de seguridad.
  • Si usted ya tiene un generador en estado inactivo instalado permanentemente pero no sabe si está instalado adecuadamente, llame al inspector de construcción local o a un contratista autorizado para que le ayude.

Usted es responsable por cualquier lesión o daño a su propiedad, y a la de sus vecinos o de PG&E, causados por un generador mal instalado u operado.

Generadores portátiles

Los generadores portátiles están diseñados para ser conectados únicamente a aparatos o lámparas selectas. Estos generadores nunca deben ser conectados directamente al sistema de alambrado del edificio.

  • Antes de iniciar su generador, lea y siga cuidadosamente las instrucciones del fabricante.
  • Asegúrese de que la carga eléctrica total de su generador no exceda el nivel del fabricante.
  • Siempre ubique su generador de manera que sus gases de combustión puedan ventilarse con seguridad.
  • Ponga sus necesidades en orden de prioridad. Use focos con el menor voltaje posible que provean un nivel de iluminación seguro, conservando así la electricidad para iluminar otros lugares o para un aparato electrónico pequeño. Recuerde que mientras más alta sea la carga de su generador, más combustible necesita.
  • Mantenga los cables fuera de alcance para que no se conviertan en un peligro de caídas—especialmente en entradas o pasillos con poca iluminación. Nunca tienda cables por debajo de alfombras o tapetes donde pueda acumularse el calor o algún daño al cable pueda pasar desapercibido.
  • Los cables de extensión deben tener el tamaño apropiado para poder soportar la carga eléctrica. Los cables sobrecargados pueden calentarse y causar incendios o daños al equipo.
  • Outage Map
  • Call Before You Dig
  • California Solar Initiative
 
twitterfacebookyoutubeCurrents