Monóxido de carbono

¿De dónde proviene el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono es un gas peligroso que usted no puede oler ni ver. Es producido como derivado común de la combustión de combustibles fósiles. La mayoría de equipos para quemar combustibles (gas natural, gasolina, propano, aceite de combustible, y madera), si se instalan y mantienen adecuadamente, producen poco monóxido de carbono. Los derivados de la combustión usualmente son ventilados hacia fuera de forma segura. Sin embargo, si hay poco oxígeno en la hornilla, o la ventilación es inadecuada, la producción de monóxido de carbono puede aumentar a niveles peligrosos. Algunas fuentes comunes de carbono de monóxido incluyen motores de autos encendidos en garajes cerrados, calentadores portátiles que queman combustibles o calentadores de agua sin ventilación adecuada, y chimeneas o tuberías de conductos de ventilación bloqueados.

¿Cuáles son los síntomas de envenenamiento por monóxido de carbono?

Si usted aspira monóxido de carbono, éste entra en su torrente sanguíneo y le roba oxígeno a sus células sanguíneas. Esto se conoce como envenenamiento por monóxido de carbono.

Los síntomas físicos del envenenamiento por monóxido de carbono varían, dependiendo de la cantidad que haya en el torrente sanguíneo. Mientras más alta sea la concentración, mayor es el peligro.

  • La exposición a bajos niveles de monóxido de carbono puede producir respiración corta, náuseas ligeras, fatiga, y dolores de cabeza ligeros.
  • Los niveles moderados pueden causar dolores de cabeza, somnolencia, náuseas, vómitos, confusión o mareos.
  • Los casos severos de envenenamiento por monóxido de carbono pueden causar la pérdida del conocimiento y la muerte.

Como muchos de los síntomas del envenenamiento por monóxido de carbono son similares a los de la gripa, intoxicación por alimentos u otras enfermedades, es posible que usted no crea que el envenenamiento por monóxido de carbono pueda ser la causa.

Si usted o alguien en su hogar tiene estos síntomas, o si usted tiene cualquier duda, salga de la casa inmediatamente. Llame al 911, su departamento local de bomberos, o el servicio de emergencia local desde un teléfono cercano

¿Cómo puede prevenir el envenenamiento por monóxido de carbono?

Siga estos cuatro consejos de seguridad:

  • Haga que un profesional calificado le dé mantenimiento rutinario e inspeccione todos los sistemas de calefacción y cualquier aparato que queme combustible anualmente para asegurar que estén funcionando debidamente.
  • Haga que un profesional calificado inspeccione rutinariamente los conductos de ventilación de sus aparatos y los tiros de la chimenea para prevenir obstrucciones, corrosión, grietas o escapes.
  • Nunca encienda el motor de un vehículo o utilice equipo que quema combustible sin ventilación en un espacio encerrado.
  • Considere la posibilidad de instalar y mantener un detector y alarma de monóxido de carbono UL siguiendo las instrucciones del fabricante. Estos aparatos miden la cantidad de monóxido de carbono que se encuentra en el aire y activan la alarma a ciertos niveles. Estos aparatos deben ser considerados como respaldos y no como un reemplazo del uso apropiado de aparatos que queman combustibles. Prevenir que el monóxido de carbono se convierta en un problema en su hogar es mejor que contar con una alarma.

¿Qué debe hacer si sospecha que hay monóxido de carbono?

  • Si es seguro hacerlo, inmediatamente apague y deje de usar el aparato de gas del cual tiene la sospecha, y abra las ventanas para ventilar el área. No use ese aparato de gas hasta que haya determinado que es seguro hacerlo.
  • Salga del edificio y asegúrese de que nadie vuelva a entrar al edificio hasta que le confirmen que es seguro hacerlo.
  • Llame al 9-1-1 y busque atención médica si alguien tiene posibles síntomas de envenenamiento por monóxido de carbono.
  • Contacte a PG&E o a un profesional calificado para que le inspeccionen el aparato.
  • Food Service Incentives
  • Diversity and Inclusion
  • California Solar Initiative
 
twitterfacebookyoutubeCurrents